innature logo 100 (2)

Cómo Convertir una Furgoneta en un Campervan Económico y Personalizado

YouTube video

Si siempre has soñado con tener tu propio campervan pero te ha parecido demasiado caro o complicado, este blog es para ti. Voy a compartir los pasos que seguí para convertir una simple furgoneta en un campervan económico y totalmente personalizado a mi gusto.

Por qué Elegir una Furgoneta como Base

Antes de entrar en los detalles de la conversión, me gustaría explicar por qué elegí una furgoneta como base para mi campervan. Existen varias razones:

  1. Asequibilidad: Las furgonetas usadas son mucho más económicas que las autocaravanas o campers prefabricados. Pude encontrar una furgoneta en buen estado a un precio muy razonable.
  2. Flexibilidad de Diseño: Al partir de una furgoneta en blanco, tengo total libertad para diseñar y personalizar el interior a mi gusto. Puedo adaptar perfectamente el espacio a mis necesidades.
  3. Maniobrabilidad: Una furgoneta es más pequeña y manejable que una autocaravana, lo que la hace más fácil de conducir y aparcar, especialmente en entornos urbanos.
  4. Ahorro de Combustible: Las furgonetas suelen ser más eficientes en consumo que las autocaravanas más grandes, lo que se traduce en un ahorro significativo en el gasto de combustible.

Seleccionando la Furgoneta Adecuada

El primer paso fue encontrar la furgoneta perfecta para mi proyecto. Busqué en varios concesionarios y sitios web especializados hasta que di con una Volkswagen Transporter T5 de segunda mano. Esta modelo me pareció ideal por varias razones:

  • Tamaño Mediano: La Transporter tiene unas dimensiones intermedias, ni demasiado grande ni demasiado pequeña, lo cual facilita mucho la conversión.
  • Fiabilidad: Las Volkswagen Transporter son conocidas por su robustez y fiabilidad a largo plazo, lo cual es esencial para un vehículo que se usará intensivamente.
  • Disponibilidad de Accesorios: Hay una amplia gama de accesorios y piezas de repuesto disponibles para este modelo, lo que simplifica mucho la personalización.

Conseguí una Transporter T5 con 150.000 km a un precio realmente asequible. Estaba en buen estado general, así que me lancé de lleno a la conversión.

Diseñando el Interior

Una vez que tenía la furgoneta, el siguiente paso fue diseñar el interior. Quería crear un espacio funcional, cómodo y que se ajustara perfectamente a mis necesidades como autocaravanista. Para ello, hice un meticuloso plan previo:

Distribución del Espacio

Lo primero fue definir la distribución del espacio interior. Decidí dividirlo en las siguientes zonas:

  • Zona de Descanso: Una cama plegable de matrimonio que ocupa la parte trasera.
  • Zona de Cocina: Una pequeña cocina integrada con fregadero, fogones y nevera.
  • Zona de Almacenaje: Múltiples armarios y compartimentos para guardar todo el equipaje.
  • Zona de Aseo: Un pequeño baño con inodoro y ducha.

Esta distribución me permite aprovechar al máximo el espacio limitado de la furgoneta, manteniendo una sensación de amplitud y comodidad.

Selección de Materiales

Para el revestimiento interior, opté por materiales ligeros, resistentes y de fácil limpieza. Elegí madera contrachapada para los muebles, paneles de corcho para los laterales y un suelo vinílico. Todo ello en tonos claros que dan sensación de amplitud.

En cuanto a los acabados, utilicé tiradores y bisagras de acero inoxidable, y apliqué un barniz mate a toda la madera para darle un aspecto rústico y moderno.

Iluminación y Ventilación

La iluminación es fundamental en un espacio tan reducido, así que instalé una combinación de luces LED empotradas en el techo y apliques murales. También coloqué varias ventanas y claraboyas para garantizar una buena ventilación y luminosidad natural.

Equipando el Campervan

Una vez definida la distribución y los materiales, pasé a equipar el interior con todo lo necesario para convertirlo en un hogar sobre ruedas cómodo y autosuficiente.

Sistema Eléctrico

El corazón de mi campervan es su sistema eléctrico. Instalé un generoso banco de baterías de litio conectado a paneles solares en el techo. Esto me permite tener electricidad incluso sin estar enchufado a la red.

También integré una serie de tomas USB y enchufes convencionales repartidos por todo el interior, así como un inversor para poder usar electrodomésticos.

Cocina y Baño

En la zona de cocina, instalé un pequeño fregadero con grifo y una cocina de dos fuegos a gas. Complementé esto con una nevera portátil de 50 litros y un mueble despensa para almacenar alimentos y utensilios.

Para el baño, opté por un inodoro portátil y una ducha manual conectada a un pequeño depósito de agua. Aunque es una solución más básica que un baño integral, me permite tener intimidad y comodidad en las acampadas.

Confort y Almacenaje

Para garantizar un buen descanso, compré un colchón de espuma de alta densidad que puedo plegar cuando no lo uso. También instalé varios armarios, cajones y compartimentos para guardar todo mi equipaje de manera organizada.

Finalmente, añadí algunos toques personales como cortinas, lámparas de ambiente y decoración rústica para darle al interior un ambiente acogedor y hogareño.

Pruebas y Mejoras

Una vez finalizada la conversión, sometí a mi nuevo campervan a diversas pruebas en entornos reales. Esto me permitió identificar algunas áreas de mejora:

  • Aislamiento Térmico: Añadí más material aislante en paredes y techo para mejorar el confort climático.
  • Sistema de Calefacción: Instalé una pequeña caldera de gas para poder disfrutar de calor incluso en días fríos.
  • Ampliación de Almacenaje: Añadí algunos compartimentos extra bajo la cama y en el exterior para tener más espacio de guardado.

Tras estas mejoras, mi campervan está ahora completamente listo para ser disfrutado en todo tipo de aventuras y escapadas.

  1. Elige una furgoneta versátil: Es fundamental seleccionar un modelo de furgoneta que se adapte perfectamente a tus necesidades y preferencias. Vehículos como la Volkswagen Transporter, Ford Transit o Mercedes-Benz Sprinter son excelentes opciones debido a su amplio espacio interior, diseño modular y facilidad de personalización. Estas furgonetas suelen tener diferentes longitudes y alturas, por lo que debes evaluar cuidadosamente el tamaño que mejor se ajuste a tus planes de viaje y al estilo de vida que deseas adoptar en tu futura camper. Además, debes considerar aspectos como la accesibilidad, la maniobrabilidad y la eficiencia de combustible, ya que serán factores clave durante tus desplazamientos.
  2. Aísla el interior: Crear un ambiente cómodo y aislado térmicamente en el interior de tu furgoneta es fundamental para disfrutar de tus viajes en cualquier época del año. Para lograrlo, debes instalar paneles de aislamiento térmico en las paredes y el techo. Materiales como la espuma de poliuretano o el corcho son excelentes opciones, ya que proporcionan un alto nivel de aislamiento y permiten mantener una temperatura agradable tanto en verano como en invierno. Este paso es crucial para evitar que el calor o el frío se infiltren en el interior de la camper, garantizando así tu bienestar y comodidad durante todo el trayecto. Además, el aislamiento contribuye a mejorar la eficiencia energética de tu vehículo, lo que se traduce en un menor consumo de combustible.
  3. Crea un espacio de cocina: Incorporar una pequeña cocina en tu furgoneta camper te permitirá disfrutar de comidas caseras y saludables durante tus viajes, evitando tener que comer en restaurantes o depender de comida precocinada. Para ello, puedes integrar un fogón, un fregadero y un espacio de almacenamiento para tus utensilios y provisiones. Es importante elegir muebles compactos y desmontables que se adapten perfectamente al espacio disponible, optimizando así cada centímetro de tu camper. De esta manera, podrás preparar tus propios platos y disfrutar de una experiencia culinaria más auténtica y personalizada durante tus aventuras en carretera.
  4. Instala un sistema eléctrico autosuficiente: Contar con un sistema eléctrico independiente en tu furgoneta camper es fundamental para garantizar tu autonomía y comodidad durante tus viajes. Para ello, debes equipar tu vehículo con placas solares, baterías y un inversor que te permitan generar y almacenar energía de forma autosuficiente. De esta manera, podrás cargar tus dispositivos electrónicos, iluminar el interior de la camper y, incluso, hacer funcionar pequeños electrodomésticos sin depender de una conexión externa. Este sistema eléctrico autónomo te brindará la libertad y flexibilidad necesarias para disfrutar de tus destinos sin preocuparte por la disponibilidad de enchufes o puntos de carga.
  5. Personaliza el diseño: Convertir tu furgoneta en una camper es una excelente oportunidad para plasmar tu personalidad y estilo de vida en el interior del vehículo. Puedes elegir tapizados, colores y detalles decorativos que reflejen tus gustos y preferencias. Desde tapizar los asientos con telas o piel, hasta instalar iluminación LED y añadir pequeños accesorios, todo contribuirá a crear un ambiente acogedor y único que te haga sentir como en casa durante tus viajes. Personalizar el diseño de tu camper te permitirá disfrutar de un espacio que se adapta perfectamente a tus necesidades y que te brindará una experiencia de viaje mucho más memorable e inolvidable.
  6. Maximiza el espacio de dormir: Crear un espacio de descanso cómodo y adaptado a tus necesidades es fundamental para garantizar un sueño reparador durante tus viajes en furgoneta. Para ello, puedes diseñar una cama plegable o extraíble que te permita disfrutar de un descanso óptimo sin sacrificar el espacio disponible en el interior de tu camper. Esta solución te brindará la posibilidad de contar con un lecho confortable y, a su vez, mantener la versatilidad del vehículo cuando no estés durmiendo. Además, puedes complementar este espacio de descanso con detalles como colchones de alta calidad, sábanas suaves y almohadas cómodas, para que tu experiencia de sueño sea lo más placentera posible.
  1. Planificación y presupuesto: Antes de comenzar con la conversión, es crucial hacer una planificación detallada de tu proyecto. Determina el modelo y tamaño de la furgoneta que mejor se adapte a tus necesidades, considerando factores como el espacio interior, la maniobrabilidad y el consumo de combustible. Además, es importante establecer un presupuesto realista que te permita cubrir todos los costos relacionados con la compra de la furgoneta, los materiales de construcción, herramientas y mano de obra, si fuera necesario. Una buena planificación y un presupuesto bien definido te ayudarán a evitar sorpresas desagradables y asegurarte de que puedas llevar a cabo tu proyecto de camper DIY de manera satisfactoria.
  2. Distribución y diseño del interior: Una vez que hayas seleccionado tu furgoneta, es hora de comenzar a diseñar el interior. Decide cuidadosamente cómo distribuirás los diferentes espacios, como el área de cocina, el espacio de descanso, el almacenamiento y cualquier otra función que desees incorporar. Dibuja planos y crea modelos a escala para visualizar mejor la distribución y optimizar el uso del espacio. Considera también la iluminación, la ventilación y la accesibilidad, ya que estos elementos contribuirán significativamente a la comodidad y funcionalidad de tu camper. Toma en cuenta también la posibilidad de incluir módulos y muebles desmontables o plegables para maximizar la versatilidad de tu vehículo.
  3. Sistema eléctrico y energético: Un sistema eléctrico autosuficiente es fundamental para garantizar tu autonomía y comodidad durante los viajes en camper. Comienza por instalar baterías de alto rendimiento que te permitan almacenar energía suficiente para alimentar tus dispositivos y electrodomésticos. Complementa esto con la instalación de paneles solares en el techo de tu furgoneta, los cuales te proporcionarán una fuente de energía renovable y sostenible. Además, asegúrate de contar con un inversor de corriente que te permita convertir la energía almacenada en electricidad útil para tus necesidades. Este sistema eléctrico autónomo te brindará la libertad de disfrutar de tus destinos sin depender de enchufes o puntos de carga externos.
  4. Aislamiento térmico y ventilación: Mantener una temperatura agradable en el interior de tu camper es crucial para tu comodidad. Para ello, debes instalar un sistema de aislamiento térmico que te permita conservar el calor en invierno y el frío en verano. Materiales como la espuma de poliuretano, el corcho o la lana de roca son excelentes opciones para lograr un alto nivel de aislamiento. Además, es importante contar con un sistema de ventilación adecuado, ya sea mediante ventanas, extractores o incluso un sistema de aire acondicionado portátil. Esto no solo te proporcionará un ambiente más agradable, sino que también contribuirá a mejorar la calidad del aire en el interior de tu camper.
  5. Acabados y decoración: La decoración y los acabados de tu camper DIY te permitirán darle un toque personal y crear un ambiente acogedor que se ajuste a tu estilo de vida. Elige tapizados, colores y detalles decorativos que reflejen tus gustos y preferencias. Puedes incorporar elementos como iluminación LED, estantes y compartimentos a medida, y pequeños accesorios que aporten calidez y personalidad a tu espacio de viaje. Además, considera la posibilidad de incluir soluciones de almacenamiento y organización que te ayuden a mantener tu camper ordenado y funcional durante tus aventuras.
  6. Prueba y mejora continua: Una vez que hayas completado la conversión de tu furgoneta en camper, no olvides probar y evaluar el resultado final. Realiza viajes de prueba, tanto cortos como más largos, para identificar posibles áreas de mejora o ajustes necesarios. Mantén una actitud de mejora continua, ya que siempre habrá oportunidades para optimizar aún más tu camper DIY y adaptarlo a tus necesidades y preferencias cambiantes. Esta actitud te permitirá disfrutar de una experiencia de viaje aún más satisfactoria y personalizada.

Conclusión

Convertir una furgoneta en un campervan personalizado ha sido todo un desafío, pero también una experiencia sumamente gratificante. He podido crear un hogar móvil a mi medida, con todas las comodidades que necesito, a una fracción del coste de una autocaravana prefabricada.

Si tienes ganas de embarcarte en un proyecto similar, te animo a que lo hagas. Con un poco de planificación, esfuerzo y creatividad, podrás transformar una simple furgoneta en tu propio oasis sobre ruedas. ¡Disfruta de la libertad y la aventura del caravaning

Scroll to Top